El 17 Festival Estival fue una FIESTA HERMOSA

Gracias, al público que llenó las salas, nos acompañó en el bosque y en la costanera del Lago Lacar,
Gracias, a los que quisieron seguir formándose con dos maestras y un maestro de lujo.
Gracias, a los elencos que entregaron todo para que cada función sea inolvidable.
Gracias, a las y los colaboradores, que estuvieron en cada detalle, aportando su tiempo y talento.
Gracias, a los medios de comunicación que nos abrieron sus micrófonos y nos dieron sus espacios.
Gracias, a las instituciones del estado nacional, provincial y municipal que con su aporte fortalecen el evento cada año.
Gracias, a  las empresas locales que se suman en cada edición.
El Festival lo hacemos así, con la suma de muchas voluntades y una gran pasión por las artes escénicas
¡¡GRACIAS y nos vemos el año que viene!!!
Jorgelina Balsa y Sandra Monteagudo
Co directoras del Festival Estival de San Martín de los Andes
.

 

 

   

3 talleres, 10 obras, 45 funciones... UNA FIESTA!!!

IMÁGENES DE EDICIONES ANTERIORES...

Texto de Jorge Dubatti al cumplirse la 10º edición del Festival Estival

 

El Festival Estival de la Patagonia cumple diez años y es una alegría que una iniciativa de amor por el teatro independiente y de gran calidad artística haya logrado continuidad. Sabemos qué difíciles son las gestiones culturales en nuestro país, y este dato redobla el mérito. El aniversario invita al balance y el balance es muy positivo. La iniciativa del grupo Humo Negro ha ido creciendo hasta conquistar un renombre internacional. Nacido en San Martín de los Andes e irradiado a otras ciudades y provincias, demuestra que la cartografía teatral del país excede ampliamente la centralización de Buenos Aires y que las provincias no solo han generado su propia autonomía sino que, además, encierran tesoros del más alto nivel. El Festival Estival contribuye al encuentro de elencos de distintos puntos de la Argentina y el mundo, a estimular el teatro regional y especialmente, con sus talleres, al perfeccionamiento y la formación de los teatristas. Sin duda contribuye también a la formación de público, que año tras año llena las salas con la pasión que caracteriza a los espectadores argentinos. Tal vez sea ésta su más importante función comunitaria. El Festival Estival es mucho más que un referente del teatro patagónico, ha conquistado un lugar relevante en la historia de la escena nacional. Y desde el corazón deseamos que siga cumpliendo muchos años más.

 

                                                                                               Jorge Dubatti